Sábado, 17 Noviembre 2018

Argentina. Cámara Argentina de Productores Avícolas- CAPIA.

CAPIAJavier Prida, Presidente de CAPIA.
LA INEQUIDAD Y LA INFORMALIDAD, DOS MALES QUE SEGUIREMOS COMBATIENDO EN 2018

Este ha sido un año difícil para la avicultura, y en particular para nosotros, la industria del huevo.

Como es por todos sabido, el Gobierno nacional confirmó la rebaja del IVA a la carne de pollo, de cerdo y de conejo: la alícuota pasará del 21% actual al 10,5%, el mismo valor que hoy tiene la carne vacuna. Pero las autoridades, en una actitud unilateral y carente al día de hoy de explicaciones técnicas y/o políticas razonables, dejó de lado de esta modificación a productos de la canasta básica como el huevo, dejándonos en desventaja contra las otras proteínas animales.

La decisión tiene un agravante en absoluto menor: nuestro sector fue el principal impulsor de la medida, y el que logró el compromiso público de parte del ex Ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile, quien confirmó la rebaja del IVA al pollo y al huevo en el festejo por el Día de la Avicultura que celebramos en 2016, a instancias de nuestras peticiones.

Es por eso que hoy miramos al 2018 con dos desafíos claros en el horizonte: seguir combatiendo la inequidad regulatoria que nos diferencia infundadamente de los demás alimentos proteicos de la mesa de los argentinos y seguir buscando el compromiso del Gobierno para mitigar la informalidad en toda la cadena de producción y comercialización del huevo.

Nuestro primer paso ha sido solicitar las explicaciones pertinentes al actual ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere. Varios miembros de la Comisión Directiva de CAPIA participaron del encuentro, semanas atrás.

Se le reiteró al Ministro el compromiso de nuestro sector con el desarrollo del país, y el monumental esfuerzo que se ha hecho para lograr un incremento del consumo de huevo en el mercado interno. Sin contar este mes, la Cámara registró un 2,5% de crecimiento de animales en producción y alrededor de 3% en producción de huevos con respecto a 2016. El consumo creció a 280 huevos per cápita cuando el año pasado era de 273, lo que convierte a la Argentina en el quinto consumidor del mundo.

También quedó de manifiesto el desequilibrio que nos afecta para la venta del producto: hoy estamos vendiendo casi al mismo precio que en el 2015, cuando tuvimos un incremento de costos del 96% durante 2017.

A todas luces, hemos tomado una decisión producto del contexto del país, que acompaña al desarrollo. La suba del consumo se explica en gran medida por el precio en que comercializamos nuestro producto: el huevo es una proteína animal más barata para el bolsillo del asalariado.

Por último, reiteramos la oportunidad que se desaprovecha para llevar formalidad al sector, a partir de esta modificación tributaria. Una regularización comercial y productiva de nuestro sector será promovida, sin dudas, por una baja de cargas al productor. Hoy los niveles de más de 50% en la informalidad son fruto del incentivo que provoca quedarse con el 21% de un impuesto. Y ese porcentaje año a año sigue creciendo.

En síntesis, expresamos nuestra realidad, con la confianza de que las autoridades dimensionen el impacto de la medida que, aún, esperamos.

Tendremos una avicultura muy difícil los próximos meses si no hay señales fuertes del Gobierno para poder trabajar en la senda de la equidad regulatoria, el combate a la informalidad y la competitividad del sector.

Para cerrar les hago llegar los mejores deseos de Paz, Salud y Trabajo para este 2018.

Comentarios potenciados por CComment

0
0
0
s2smodern

Síguenos en las Redes

                      icono facebook     1490971990 company social media logo brand twitter 82795     icono youtube

  1. Twitter
  2. FaceBook
  3. Youtube
  4. Mapa
next
prev